Espejito, espejito,...

Esta semana os invitamos a que penséis en un objeto que nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida, aquel que refleja los momentos vividos frente a él. El espejo.

Y es que éste, presente en la mayoría si no en todas las casas tiene el poder de hacer que una habitación parezca más grande y luminosa, además de adornarla de muy diferentes maneras dependiendo del modelo que escojamos. Los hay de muy variados tipos: biselados, que aportan elegancia al espacio; antiguos, que te relatan toda la historia que llevan tras de sí; u ovalados, que dan profundidad a cualquier estancia y reflejarán todo aquello que les acompaña en la misma. Además de estos, podemos encontrar muchos otros modelos como réplicas o versiones de los antiguos, con materiales más modernos.

Forman parte de cualquier estancia, baños, dormitorios, cocinas,… bien para darle una utilidad o bien como adorno. Pero nuestra opción preferida es cuando crean mosaicos, inundando toda la pared de reflejos.

Aquí os dejamos una recopilación de imágenes en las que podremos ver todas éstas opciones. ¡Esperamos que os guste! Y como ya sabéis estamos en Facebook, Twitter e Instagram donde podréis dejarnos comentarios con vuestras opiniones.

Últimas Noticias