Bañeras antiguas

¡Buenos días! En el post de la semana pasada os enseñamos ideas sobre la reutilización de cajas de fruta y palets, y ésta os queremos hablar tanto de la utilización como de la reutilización de bañeras antiguas.

Aunque las primeras bañeras datan en Babilonia en 1800 a.C este objeto comenzó a popularizarse a finales del siglo XIX en los países occidentales, pasando de ser un objeto extraño a un objeto de primera necesidad en las clases ricas. Actualmente la ducha o bañera se ha convertido en un objeto esencial en la vida cotidiana y tienen unas características muy diferentes a las bañeras del siglo XX. No fue hasta mediados del siglo XX que las bañeras adoptaron un sistema de fontanería y grifería, y eran muy habituales las bañeras con patas. Solían estar situadas en el medio del baño.

El material más utilizado es el hierro, aunque también se pueden ver de porcelana o cerámica, y suelen estar esmaltadas tanto por fuera como por dentro como una medida higiénica. Generalmente este esmalte era blanco aunque también podían verse en otros colores. Las patas eran de hierro forjado y gran parte de ellas tenían forma de garra. Su forma era casi siempre ovalada. También podemos ver algunas que carecen de patas, teniendo un faldón o zócalo (generalmente del mismo material que el resto de la bañera) que llega hasta el suelo.

Estas bañeras han vuelto tanto para su uso como tal como para su utilización como objeto decorativo. Podemos ver maravillosos baños vintage creados a partir de la utilización de una de estas bañeras, espacios preciosos creados con bañeras decorativas, recicladas como maceteros, sofás,… Además, también podemos verlas en múltiples bodas creando originales fotos donde dejar las bebidas para los invitados o donde realizar un photocall.

Como siempre estamos en Facebook, Twitter e Instagram donde podréis dejarnos vuestras opiniones. ¡Esperamos que os guste!

Últimas Noticias